Mente

5 útiles consejos para mejorar tu relación con el trabajo

imagen/foto de una persona representanto felicidad en el trabajo.

En algún momento de nuestra vida laboral comenzamos a sentir incomodidad en nuestro trabajo. Bien sea porque ya llevamos mucho tiempo haciendo lo mismo o porque simplemente ya hemos dejado de sentirnos motivados.

Muchas veces esa sensación de incomodidad puede deberse a que estás decepcionado. Al principio, tenías altas expectativas de lo que ibas a lograr y de cómo ibas a evolucionar profesionalmente; pero sigues en el mismo lugar.

La mayoría de las veces son nuestros superiores los que causan toda esa desmotivación, no valoran nuestro trabajo y los horarios son totalmente ahogadores. Definitivamente, levantarse en las mañanas puede ser una verdadera tortura, no obstante es un estado mental que puedes romper.

De seguro has notado que todo seguirá igual en el trabajo, ¿entonces por qué condenarnos a sentirnos mal todo el tiempo? Mejor lee con atención los consejos que hemos preparado para ti.

  1. Comienza por tu actitud

El poder de la mente es una cosa seria y deberías comenzar a controlarla de una manera más asertiva. Si constantemente vives quejándote de tu trabajo y de cómo te sientes allí, seguirás sintiéndote mal y será difícil que reconozcas cuando algo bueno pase.

Ten en cuenta que nadie va a trabajar para relajarse y ser feliz, se trabaja para ganar dinero, y de ese modo poder realizar las cosas que sí nos interesan y nos estimulan. Las emociones y los sentimientos actúan como un interruptor, cuando no te guste cómo te sientes ¡presiónalo!

  1. Socializa con tus compañeros de trabajo

Puede ser que no te sientas muy bien con lo que haces en el trabajo, pero si te llevas bien con tus compañeros, es posible que puedas equilibrar mejor la situación. De este modo, puedes sentirte estimulado a levantarte de la cama todos los días.

Las sonrisas y las pequeñas conversaciones con ellos pueden incluso cambiarte el día. Además, de que no necesariamente tienen que limitarse a verse durante el horario laboral, sino que pueden planificar actividades luego del trabajo o los fines de semana.

  1. Practica una actividad que disfrutes

A ver, aunque tengas un horario de trabajo un poco apretadito, siempre queda tiempo para hacer algo que nos guste. Dicen que el dinero no hay gastarlo en cosas materiales, sino en experiencias. Entonces ¿por qué no invertirlo en algo que nos despeje la mente?

Dedica uno o dos días a practicar algo estimulante, puede ser yoga, meditación, ejercicio físico o un curso de chef. Lo bueno es que este tipo de actividades no te quita mucho tiempo, sino que es un momento de escape y de motivación absoluta.

Eso sí, ni se te ocurra cometer el gran error de ocupar por completo el poco tiempo que te deje el trabajo. Recuerda que tienes que descansar y hacer otras cosas importantes en casa.

  1. Crece

Si en este punto te sientes igual, ¿por qué no dedicarle tiempo al lado intelectual? Hoy en día, con el avance de la tecnología, es posible estudiar en línea. Muchas universidades ofrecen talleres, diplomados e incluso carreras de pregrado que te pueden interesar.

Estudiar es una buena fuente de motivación, además de que actualizas tu currículo y te da la oportunidad de encontrar un mejor empleo ¡atrévete a aprender cosas nuevas!

  1. Acude a un profesional

Cuando no encuentras ninguna manera de sentirte bien y sientes que nada puede cambiarlo, lo mejor es que visites un psicólogo. Este profesional puede ayudarte a ver las cosas que tú no ves, y ayudarte a encontrar el camino para salir de ese desagradable estado anímico.

No siempre sabemos qué hacer ni cómo cambiar lo que sentimos. Ni hablar con nuestra familia ni amigos nos ayuda, así que ¿por qué ser masoquistas y dejar que el malestar se prolongue? Es en este punto es donde surge la necesidad de ir con el psicólogo, pero depende sólo de ti poder identificar la intensidad del problema.

Si nada cambia lo que sentimos respecto al trabajo, entonces la mejor solución es buscar otro empleo o emprender una idea que realmente nos apasione. A veces es necesario alejarse de las cosas que no nos hacen bien con el fin de asegurarnos una vida positiva.

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.Twitter: @edigomben